• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Líderes judíos condenaron las marchas neonazis en Budapest

12.02.2019 12:38  | 

Itongadol/Agencia AJN.- Los líderes judíos en Hungría manifestaron su decepción por el fracaso del gobierno y la policía para detener las marchas neonazis que tuvieron lugar el sábado pasado en todo Budapest, atrayendo a unos 2.800 activistas de extrema derecha con esvásticas y otros símbolos fascistas.

El ex ministro de Defensa, Avigdor Liberman, criticó a la policía húngara por no haber detenido las marchas, mientras que el presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos, Rabí Pinchas Goldschmidt, describió la "indiferencia" de las autoridades húngaras como "impactante".

Las marchas, etiquetadas como "Día de Honor", conmemoraron la derrota del ejército alemán y las fuerzas armadas del régimen fascista de la Cruz de Flecha húngara a manos del Ejército Rojo Soviético en febrero de 1945, con participantes que honraban la memoria de los nazis y Fuerzas fascistas que murieron en la batalla.

En diálogo con el diario The Jerusalem Post, el rabino Zoltan Radnoti, presidente del consejo rabínico de la Federación Judía de Mazsihisz en Hungría, dijo que tales manifestaciones son extremadamente atemorizantes para la comunidad judía.

"Nos duele mucho que ni las autoridades, ni la policía, hayan hecho nada para detener esta marcha", dijo Radnoti.

"Los judíos no quieren ver a las personas vestidas con uniformes nazis", continuó, diciendo que había varias herramientas legales que la policía podría haber usado para prevenir la marcha.

Asimismo sostuvo que “el gobierno y la policía deben detener estas marchas. No es apropiado para Budapest, para Hungría o para un gobierno que dice que quiere proteger a la comunidad judía húngara, y que dice que tiene tolerancia cero con el antisemitismo, si se permiten estas marchas".

Representantes de la Federación de Mazsihisz, una organización paraguas de la denominación neologista, algo similar al judaísmo conservador, declararon que la marcha era inaceptable, y agregaron que era "un paso atrás que las autoridades húngaras" permitan tales manifestaciones.

"Para la comunidad judía húngara y para la gran mayoría de los ciudadanos húngaros, es aterrador que Budapest fuera un lugar nuevamente para la conmemoración y marcha neonazis", dijo la organización.

Según el grupo alemán de lucha contra el antisemitismo JFDA, hubo unos 2.800 participantes en dos marchas que tuvieron lugar el sábado.

300 activistas de extrema derecha, en su mayoría húngaros, participaron en una marcha organizada por el grupo neonazi de Blood and Honor en la Plaza Szell Kalman y luego depositaron coronas de flores en un memorial de guerra en el parque adyacente.

Al final de un discurso del activista neonazi alemán Matthias Deyda, se refirió a Adolf Hitler como el "estadista alemán más famoso y más grande de la historia", y citó una cita del líder nazi sobre lo que sucedería si "nuestro viejo enemigo" y el adversario intenta de nuevo atacarnos.

Según la JFDA, también hubo numerosos participantes de extrema derecha y neonazis de otros países europeos del Partido Alemán Die Rechte, el Movimiento Sueco de Resistencia Nórdica, el "Club 28 Serbia" y la organización ucraniana C14, así como los extremistas de derecha de Italia y Rusia.

Unos 2.500 activistas de extrema derecha se reunieron en la Plaza Kapisztran en el Castillo de Budapest y marcharon hacia una pequeña ciudad fuera de la capital.

El ex ministro Liberman se refirió a "una ola de antisemitismo" en todo el mundo y señaló los eventos "en Budapest, la capital de Hungría, donde se producen manifestaciones neonazis en las que participaron cientos de personas y la policía no levantó un dedo."

Goldschmidt dijo que las imágenes de los símbolos nazis y los manifestantes neonazis eran "intolerables" y "dolorosos", y le recordaban "los tiempos más oscuros" del siglo pasado.

"Si los neonazis pueden propagar su odio a los judíos y los extranjeros en el dominio público europeo, es un peligro para toda Europa", dijo el rabino.

"La indiferencia de las autoridades húngaras es indignante, y deben tener en cuenta la influencia de tales mensajes de odio", dijo.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications