• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

A pesar de las protestas de BDS, se jugó el partido de waterpolo entre Israel y España

08.11.2018 20:41  | 

 Itongadol/Agencia AJN.- El Consejo Superior de Deportes de España celebró la decisión de jugar el partido y aseguró que el intento de boicot era inaceptable.
A pesar de las protestas de las organizaciones de BDS, se jugó el partido de waterpolo femenino comenzó entre Israel y España. A puertas cerradas pero con banderas israelíes, españolas y catalanas en las galerías, el encuentro terminó con un 11-5 a favor del equipo local.
 
“Esta es la mejor respuesta a todos los que querían cancelar el partido por razones discriminatorias y racistas”, twiteó el portavoz de la embajada israelí en España Yoav Katz junto a fotos de aficionados israelíes y españoles judíos que presenciaron el partido.
 
La selección española femenina de waterpolo ganó este martes a la de Israel por 11-5 en un partido preliminar de la Liga Mundial que corrió serio peligro de no disputarse por motivos de seguridad, después de una campaña promovida por BDS Catalunya, el grupo catalán de apoyo a la campaña internacional Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel y la presión de la CUP de Molins de Rei para que el encuentro no se disputase en esta localidad de Barcelona bajo el lema ‘No eres bienvenido’.
 
La ministra de Deporte y Cultura israelí, Miri Regev, se comunicó con su par español para rever la situación y que el partido se juegue en su ubicación original. “Tanto el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, como la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, han estado todo el día en comunicación y contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores intentando solucionar el problema y que el partido se disputase con normalidad, como así ha sido ante un intento de boicot inaceptable”, señaló el comunicado del Consejo Superior de Deportes después de la conversación con Regev.
 
Finalmente la Real Federación Española de Natación (RFEN) apostó por que el partido se disputase en la piscina del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat a puerta cerrada, ofreciendo a los aficionados la opción de seguirlo por ‘streaming’. Lo curioso del nuevo escenario elegido es que junto a las banderas de los países participantes estaba colgada la catalana.
 
El partido no contó con asistencia de público, ya que las instalaciones del CAR tienen el acceso restringido y, además, la piscina no cuenta con gradas para los espectadores, pero pudo ser transmitido en directo por internet a través de la plataforma LaLiga4Sports. España ganó a Israel ante una veintena de aficionados visitantes con banderas de su país y una decena de jóvenes deportistas residentes en el CAR dando la réplica.
 
“El deporte es puente entre pueblos y países. Quien lo politiza rompe puentes. Hoy que los deportistas israelíes compiten en países árabes es impensable que no pueden hacerlo en España”, había escrito en su cuenta de Twitter el portavoz de la embajada israelí en Madrid horas antes de la resolución del conflicto. Por su parte, la organización independiente que promueve la relación entre España e Israel a través del trabajo conjunto con gobiernos, partidos políticos y sociedad civil, ACOM, comentó: “La cobardía del Ministerio de Culturaha llevado a hacer el ridículo internacional y a crear un peligroso antecedente de aceptación de la coacción antisemita”.
 
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications