• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

En medio de protestas, Trump encendió velas en la sinagoga donde murieron 11 personas

31.10.2018 03:59  | 

Itongadol/AJN.- El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y la primera dama Melania Trump, entraron en el vestíbulo de la sinagoga de Pittsburgh para encender las velas y rendir homenaje a las 11 personas asesinadas en el peor caso de violencia antisemita en la historia del país.

Fuera de la sinagoga del Árbol de la Vida, los Trump colocaron piedras para cada víctima, una tradición de entierro judío, y colocaron pequeñas rosas blancas a pocos pasos de donde un hombre armado abrió fuego durante los servicios del sábado y sacudió a una nación.

El rabino de la comunidad, Jeffrey Meyers, los acompañó y habló en cada parada, explicando y haciendo un gesto hacia las estrellas que conforman el memorial improvisado. La hija de Trump, Ivanka y su yerno Jared Kushner, junto al embajador israelí Ron Dermer, acompañaron al presidente en su visita.

Mientras la familia presidencial rendía homenaje a las víctimas, se escucharon gritos de manifestantes, que incluyeron “las palabras tienen un significado” y “no más odio”.

Cuando el Air Force One aterrizó en el aeropuerto a las afueras de Pittsburgh, los Trump no fueron recibidos como es habitual por los funcionarios locales, un reflejo de la controversia que rodea la visita.

La Casa Blanca dijo que Trump venía a “expresar el apoyo del pueblo estadounidense y a llorar con la comunidad de Pittsburgh”. Pero los líderes locales y religiosos estaban divididos sobre si Trump debería estar allí.

El alcalde de Pittsburgh, Bill Peduto, un demócrata, dijo a los reporteros antes de que se anunció la visita que la Casa Blanca debería consultar con las familias de las víctimas sobre sus preferencias y pidió que el presidente no viniera durante el funeral. Ni él ni el gobernador demócrata Tom Wolf planearon aparecer con Trump. La Casa Blanca invitó a los cuatro principales líderes del Congreso a unirse a Trump en Pennsylvania, pero ninguno lo acompañó.

En el corazón de los barrios judíos de la ciudad, cientos de personas se manifestaron con pancartas y cantos acusando que los mensajes de odio del presidente habían incentivado la tragedia.

Desde su campaña de 2016, Trump ha tardado en denunciar a los nacionalistas blancos, a los neonazis y a otros individuos y grupos llenos de odio que encontraron una causa común con su retórica política nacionalista.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications