• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Opinión. Polonia sin metáforas

07.03.2018 14:30  |  Waldo Wolff  |   | Fuente: El Economista

 Itongadol.- El debate de estos días sobre el señalamiento de Polonia como co-responsable de la Shoá es una invitación a pensar que la posible reparación es realizar un agudo trabajo de concientización.

El comportamiento de los países está dado por la suma de las conductas de sus anónimos y de las expresiones, acciones e inacciones de sus autoridades formales. Este es el caso del señalamiento de Polonia como co-responsable de la Shoá. Hubo acciones anónimas, pero también hubo posicionamientos y silencios oficiales.

Las autoridades condicionan a los países a cometer errores, faltas graves, gravísimas, incluso delitos, y algo peor aún: irreparables en términos vitales. Para eso el tiempo, las gestiones políticas, la buena consciencia y la legislación pueden hacer algo. No lo mucho que debieran porque, en estos casos, siempre llegan tarde, pero legislar para que los errores cometidos no vuelvan a suceder es apostar a las generaciones futuras y dejar un legado que, ante todo diga: algo aprendimos.

Polonia se equivocó y las equivocaciones, de mínima, deben ser reconocidas, reparadas en lo reparable y demostrar voluntad de cambio y de responsabilidad. Muy lejos de ese accionar y de ese reconocimiento, la irresponsable Polonia se victimiza y legisla el silencio. La ley dice que será castigado cualquiera que acuse al país de “colaboracionista o cómplice del Holocausto”. Entonces cuando se refiere al castigo simplemente alude a cualquiera que abra la boca, porque quien quiera decir algo al respecto dirá eso y más: colaboracionista “y” cómplice.

Una ley violenta. No deja hablar a nadie. Le pide a los nietos de asesinos y colaboradores del Holocausto que entierren sus certezas o sus dudas, sus secretos familiares, las cargas que pusieron sobre sus hombros; le pide al resto del mundo que no investigue, que no busque y si encontró o sabe, que se lo guarde porque una pena lo espera ante la primera palabra. La pena es mucho peor que la multa o la prisión por 3 años, la pena que pretenden es que la verdad nos carcoma, nos ulcere y nos tome a tal punto de confundir la verdad con la mentira, la honestidad con la estafa discursiva.

Lo expreso sin eufemismos ni metáforas: hubo polacos que colaboraron con los nazis. Hubo polacos que participaron del Holocausto y fueron cómplices de los nazis. Existieron y fueron nefastos los campos de concentración polacos. El antisemitismo polaco no es “una tesis” en su acepción de “opinión”, fue una contundente y triste realidad.

La ley es transparente: no aprendieron nada. El método de siempre, el mismo modo de entonces. Esta ley no va a sacarlos del lugar histórico. Todo lo contrario. Esta ley dice lo que no pueden resolver, porque como expone el dicho popular: “la lengua va donde el diente duele”, y quiero creer que porque todavía les duele tienen esta reacción infantil, pero Polonia no puede desentenderse de su responsabilidad. Ser responsable es la consecuencia inmediata de la acción. Uno debe mostrar la mano con la que tira la piedra, y Polonia fue cruenta y despiadada.

El debate de estos días, la puesta en discusión de estas cuestiones deben servir para algo. Tal vez es una invitación a recapacitar y pensar que la posible reparación es realizar un agudo trabajo de concientización para no reforzar los comportamientos siniestros que tuvieron los polacos.

Ser responsable no es un castigo, es una posibilidad de restauración. No fueron víctimas, eligieron el lugar que ocuparon, decidieron sus oscuridades, actuaron sin miramientos. Y no alcanza con pedir perdón una vez, de hecho, enunciar las disculpas es un acto aislado, es necesario que toda la sociedad globalizada internalice lo que hicieron y para eso hay que trabajar con profundidad para que esos horrores no sean motivo de orgullo sino de aprendizaje y que se constituyan como el espacio al que ninguna sociedad civilizada debe llegar.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications