• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Alarma en Turquía después del ataque a la sinagoga Neve Shalom

30.07.2017 17:00  | 

Itongadol.- Un grupo de ultra nacionalistas turcos lanzó un ataque contra la sinagoga Neve Shalom, en Estambul, el jueves por la noche. Manifestantes llevaron carteles con fotos de la mezquita Al-Aqsa de Jerusalem, donde las autoridades israelíes impusieron la semana pasada nuevas restricciones de seguridad para los fieles palestinos.

"Si impiden nuestra libertad de culto allí, entonces evitaremos su libertad de culto aquí", manifestó Kursat Mican, líder local del grupo Alperen Hearths que encabezó la protesta y que lanzó piedras y pateó las puertas de acero de la sinagoga.
 
Ivo Molinas, editor del periódico judío turco Shalom, resumió el sentimiento de muchos judíos turcos con un post en Twitter. "Soy un ciudadano turco ¿Por qué estás protestando frente a mi lugar de culto?"

Nadie resultó herido en el ataque del jueves, que fue seguido posteriormente por una segunda protesta de un grupo islámico fuera de la Sinagoga de Ahrida, en Estambul. Pero las manifestaciones sirvieron como un recordatorio de los retos a los que se enfrenta la pequeña comunidad judía de Turquía, que no sólo lucha contra el antisemitismo generalizado sino que también se encuentra atrapada en el fuego cruzado en cualquier momento en que Israel enfrenta críticas.
 
Turquía tiene una compleja relación con su pequeña minoría judía, que hoy en día cuenta con alrededor de 17 mil personas. Los funcionarios hablan con orgullo del hecho de que los sultanes otomanos acogieron a los judíos expulsados ​​de Europa en los siglos XV y XVI y de los esfuerzos realizados por diplomáticos turcos para salvar a los judíos de los nazis. Pero los tropos antisemitas están profundamente arraigados y difundidos en los medios de comunicación, en la cultura popular y en la retórica política.
 
El fenómeno no se limita al presidente turco Recep Tayyip Erdogan y su Partido Justicia y Desarrollo (AKP). Las diatribas antisemitas también prevalecen en los círculos nacionalistas antiimperialistas y de izquierda, así como en sus contrapartes de derecha e islamistas.
 
Sin embargo, Erdogan, quien se proyecta como líder del mundo musulmán, ha adoptado una postura más dura contra Israel que algunos de sus predecesores.

Aunque Turquía e Israel anunciaron un acercamiento el año pasado después de una congelación diplomática de seis años, Erdogan ha dejado claro que continuará censurando las políticas israelíes hacia los palestinos. Tras la decisión de colocar detectores de metales en la Mezquita Al-Aqsa tras el asesinato de dos policías árabes israelíes por parte de hombres armados musulmanes, Erdogan emitió una serie de duras condenas.
 
Los ciudadanos judíos de Turquía defienden el derecho de los políticos y del público a criticar el estado de Israel. El problema, dicen, es que los judíos comunes enfrentan retroceso. "La intensificación del conflicto entre Israel y los palestinos se extiende siempre a la comunidad judía turca", manifestó Karel Valansi, columnista del portal de noticias T24 y del diario judío Shalom. "No hay una clara distinción en la mente de muchos en Turquía entre Israel y los judíos", añadió.
 
Los funcionarios turcos han hecho esfuerzos para apoyar públicamente y promover a la comunidad judía en los últimos años. En 2015, una celebración de janucá se celebró en público en Estambul por primera vez en varias décadas. El mismo año, uno de los viceprimeros de Turquía asistió a la reapertura de la Sinagoga Edirne, cerca de la frontera con Bulgaria, a la que se le dio una renovación de 2,5 millones de dólares después de languidecer durante muchas décadas en estado de deterioro.
 
Sin embargo, Aykan Erdemir, ex miembro del parlamento del Partido Republicano Popular (CHP), ahora basado en la Fundación para la Defensa de las Democracias en Washington, dijo que la vida se ha vuelto más difícil para los grupos minoritarios de Turquía tras el intento de golpe. 

"Turquía era un lugar desafiante para las minorías religiosas incluso antes del golpe. Las cosas, sin embargo, han ido de mal en peor en el último año. Los medios de comunicación controlados por el gobierno de Turquía sistemáticamente demonizan a las minorías, presentándolas como quinta columna", subrayó Erdemir.

Erdogan condenó los ataques a las sinagogas de Estambul, diciendo que era "un gran error" dirigirse a un lugar de culto. "No tenemos problemas con las casas de culto de cristianos o judíos", declaró.
 
A pesar de las protestas, los judíos turcos aseguran que las agresiones físicas contra ellos han sido raras en los últimos años y que el gobierno ha tomado muy en serio las advertencias de los ataques del Estado Islámico.

Algunos dicen que se sienten más seguros en Turquía de lo que lo harían en Europa. Pero la mayoría está de acuerdo en que Turquía debe hacer más para hacer frente al discurso de odio que los judíos encuentran en el debate público, los medios de comunicación y las redes sociales, y les gustaría ver una mayor conciencia del hecho de que los judíos están separados de Israel, por lo que no tienen que apoyarse en una reacción violenta cada vez que llegue a los titulares.

  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications