• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Avances. La investigación de una mujer judía puede salvar millones de vidas

14.12.2016 16:47  | 

 Itongadol.- Joanna Slusky, profesora asistente de biociencias moleculares y biología computacional de la Universidad de Kansas, diseñó una proteína que puede ser una de las respuestas más prometedoras a la creciente amenaza de bacterias resistentes a los antibióticos. Un trabajo que puede salvar millones de vidas y un importante descubrimiento para las perspectivas de la salud global y un logro notable para la bioquímica judía de 37 años, que nunca se vio a sí misma como un "inventor científico".

Las llamadas “superbacterias” son flagelos que infectan a 2 millones de estadounidenses cada año, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Algunos funcionarios de salud del mundo proyectan que para el 2050, la resistencia a los antibióticos, si no se controla, podría ser responsable de más muertes a nivel mundial que todas las formas de cáncer combinadas.

Los antibióticos, hoy en día, están presentes en el agua y el suelo, donde las bacterias pueden desarrollar resistencia. Mientras que algunos resisten debido a la mutación de las bacterias de las proteínas objetivo o la modificación del antibiótico en sí, el problema más amplio es cuando un antibiótico no puede alcanzar su objetivo debido a algo llamado una "bomba de eflujo", una proteína que empuja los antibióticos a través de la membrana de la bacteria. La proteína de Slusky desactiva esa bomba.

Creciendo en una casa judía observadora en Nueva Jersey, Slusky sabía desde muy joven que quería ser científica. Eso es en gran parte gracias a su madre -una física de Bell Labs que fue una de las primeras mujeres en obtener un doctorado en física en Princeton- que hizo que la ciencia "parezca divertida", comentó Slusky. Asistió a escuelas ortodoxas y conservadoras y siempre ha mantenido Shabat y cashrut.

Su identidad, según explicó, es moldeada por su tradición judía y su trabajo. "Creo que la ciencia está respondiendo fundamentalmente a la pregunta "cómo ", y el judaísmo está respondiendo a la pregunta "por qué ", y esas cosas no están en contraste conmigo. Son dos lados muy juntos.

A partir de ahí, después de obtener un título en química de Princeton, para fomentar aún más su compromiso con el aprendizaje judío, pasó un año en el Instituto Drisha para la Educación Judía en el Upper West Side de Manhattan. Luego realizó un doctorado en bioquímica y biofísica molecular en la Universidad de Pensilvania, seguida de un trabajo postdoctoral en la Universidad de Estocolmo de Suecia y el Fox Chase Cancer Center en Filadelfia. Se unió a la facultad de la Universidad de Kansas en 2014.

En el camino, Slusky descubrió el diseño de proteínas, que es el estudio - y la aplicación - de la relación entre la secuenciación de aminoácidos y las estructuras de proteínas 3-D resultantes. Poco después de establecer su laboratorio en K.U., mientras investigaba lo que ella llama una pregunta "científicamente interesante" sobre las interacciones proteína-proteína, creó una nueva. “Me llegué a preguntar si esta proteína podría hacer que las bacterias sean susceptibles a los antibióticos", recordó. "Todo el objetivo de mi trabajo es hacer que los viejos antibióticos funcionen como nuevos".

Su innovación llamó la atención de la Fundación Gordon y Betty Moore, con sede en Palo Alto, California, que en noviembre la nombró una de las cinco primeras becas de Moore Inventor y recibirá $825 mil durante tres años para financiar su investigación, incluyendo $50 mil al año de la Universidad de Kansas. Lo que distingue a esta proteína es que se dirige a la membrana externa de la bacteria, una característica ausente de todas las células humanas, que por lo tanto no son vulnerables a ataques no intencionales. Por lo tanto, la proteína de Slusky debe ser no tóxica y más potente contra las bacterias.

"Las complejidades de las interacciones proteína-proteína y descubrir nuevas cosas sobre ellas es lo que me llena de asombro radical, un sentimiento fundamentalmente religioso", dijo. "Creo que tengo una responsabilidad con el mundo, que mi obligación es soportar la carga del otro. Y si tengo la oportunidad de hacerlo a escala mundial, entonces es realmente emocionante”, concluyó.

  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications